Auberge espagnole

Auberge espagnole è un modo di dire francese per indicare un luogo dove si trova di tutto, pieno di cose diverse e frutto di persone diverse.
Auberge espagnole è un film, che parla di un anno a Barcellona, proprio come quello che ho vissuto.
Auberge espagnole è un appartamento con vista sulla calle che non avrei mai voluto lasciare.
Auberge espagnole sono le persone che ho conosciuto fuori, gli amici che ho lasciato a casa, i luoghi che amo, la mia città, la musica, i film, le foto e molto altro.
Posts I Like

All I want is nothing more
To hear you knocking at my door

I’m sitting here thinking of all the things I wanted to apologize to you for. All the pain we caused each other. Everything I put on you. Everything I needed you to be or needed you to say. I’m sorry for that. I’ll always love you because we grew up together. You helped make me who I am. I just wanted you to know, there will be a piece of you in me always. And I’m grateful for that. Whatever someone you become and wherever you are in the world, I’m sending you love. You’re my friend to the end.

Her, dir. Spike Jonze

Her (2013) | Lost in Translation (2003)

(via keptyn)

8 plays
Joan Dausà

Com trobaré a faltar
quedar-nos a la barra
quan l’amo ja ha abaixat
el llum i la persiana.
I a cada glop parlar més fort,
a cada mot deixar-hi l’ànima
i sentir-nos reis d’un món
que ara se’ns escapa.
Com et trobaré a faltar. 

Di quando ascolti una canzone e all’improvviso ti sembra che parli di persone, luoghi e momenti che conosci bene. 

herecomesthebroh:

How I Met Your Mother (2005-2014)

"Because sometimes even if you know how something’s gonna end, that doesn’t mean you can’t enjoy the ride.”

La vivo male

(via kindalikeit)

"Ripristineremo la normalità appena saremo sicuri di cosa sia in ogni caso il normale. Grazie." (cit.)

(via inutrimentiterrestri)

è lunedì, facciamoci coraggio. 

(via ambraliquida)

Sunday lesson: if you feel down, bake biscuits. 

1) Los nervios de bajar del avión / tren / autobús / una combinación infernal de las tres cosas sabiendo que empezabas de cero, ignorante de que esa adrenalina del está todo por hacer no iba a ser una compañera recurrente durante toda tu vida (…)

3) Convertirte en un muy solicitado cocinero. Da igual lo menguadas que sean tus habilidades culinarias; siempre hay alguien que requiere tus servicios para elaborar una tortilla de patatas y el resultado, por desastroso que sea, será muy aplaudido. (…)

5) Las conversaciones de “Where are you from?”. Vivir en un bucle conversacional eterno en el que cuentas de dónde eres, qué estudias y relatas el precio y condiciones de las casas en las que has vivido en lo que va de beca. (…)

9) El papeleo y la burocracia. Perseguir a tu coordinador de la beca hasta terminar tratándole de tú y preguntándole por sus hijos. Contar miles de veces los créditos. Hacer magia potagia con las conversiones de asignaturas para terminar sacándote de encima las peores asignaturas y lograr asistir a clases interesantes. 

10) La inocencia. Para muchos el año del Erasmus fue la primera vez que vivieron fuera de la casa familiar y para muchos otros la primera vez que vivieron en un país extranjero. Sí, se podía ser tan joven y virgen de tantas cosas. Cómo no recordarlo con una sonrisa.

11) Lograr hacer amigos que en un mes se convierten en lo más importante de tu vida. Muchos desaparecieron tras el último examen pero otros te siguen haciendo bendecir el día en el que rellanaste la casilla de la universidad de destino. (…)

14) Engancharse a nuevos productos culinarios, marcas de cerveza o variedades de snacks inexistentes en tu patria chica.(…)

17) Derribar todos los tópicos e ideas preconcebidas, y crearte otros nuevos inesperados.

18) Comprender mucho más tu país de origen, sociedad y cultura. No hay nada como tomar distancia para ver tu realidad con otros ojos. Y no digamos si miras a tu propia vida. (…)

20) Comparar experiencias con tus amigos de Erasmus en otros países (…)

23) Recorrer los mismos puntos turísticos de tu ciudad de acogida una y otra vez para enseñárselos a las visitas. Saberte la fecha de fundación de la catedral, la anécdota graciosa del Rey de turno o el dramático episodio de la Segunda Guerra Mundial mejor que cualquier guía turístico.

24) Tener mucho tiempo libre (no sabías lo preciado que podría volverse ese bien en el futuro) para dedicarlo a tus verdaderas pasiones e incluso poder descubrir otras nuevas.

25) Comparar distintos planes de estudios y estructuras universitarias y que casi siempre la de tu universidad de origen sea la peor.

26) Las cenas temáticas en las que pruebas mil productos alemanes / finlandeses / polacos cuya existencia ni sospechabas y que dan a pie a infinitas conversaciones gastronómicas sobre las diferencias entre chorizos y salchichas.

27) La ausencia de miedo. Atreverse con todo y que todo dé un poco igual. Ese concepto de “vamos a la aventura”, de que ningún colchón será demasiado duro, ningún vuelo saldrá a una hora demasiado intempestiva, ningún compañero de habitación estará demasiado loco si cuentas con “a little help from your friends”. (…)

29) Volver un poco atontado a tu vida de siempre, haciéndote odiar por tus amigos que no compartieron el año Erasmus; tu universidad y tu vida clásica te parece pocha, rutinaria y gris. Créenos, todo pasa.

30) El espabilamiento y la seguridad con la que te das cuenta de que has vuelto a casa. No sólo traes la agenda llena de nombres suecos, daneses e italianos y una nostalgia tanguera rayana en la depresión; por el camino te has hecho más adulto y te sientes más capaz de todo.

31) El surtido de anécdotas, historietas y chascarrillos del que te has nutrido y podrás relatar el resto de tu vida. 

(Traveler: 31 cosas que siempre recordaras de tu erasmus )

batchiara:

Giardino degli aranci, Roma

direilmare:

PIANGO.

1,411 plays
Noah And The Whale,
The First Days Of Spring

stephaniesearches:

 It’s the first day of spring, and my life is starting over again.

For I do believe that everyone has one chance
To fuck up their lives
But like a cut down tree, I will rise again
And I’ll be bigger and stronger than ever before

(via she-talks-to-rainbows)